Hoy 15 de mayo, San Juan Bautista de la Salle cumple 70 años como Patrono de los Educadores Cristianos.

Es el fundador de los Hermanos Cristianos y nació en Francia en 1651. Probablemente su existencia habría pasado desapercibida si se hubiera contentado con vivir de acuerdo a su clase social adinerada, sin preocuparse por hacer ninguna obra excepcional en favor del pueblo necesitado. Pero la fuerza misteriosa de la gracia de Dios encontró en él un instrumento dócil para renovar la pedagogía y fundar las primeras escuelas profesionales y las más antiguas escuelas normales y fundar una Comunidad religiosa que se ha mantenido en principales puestos en la educación en todo el mundo. Este santo fue un genio de la pedagogía, o arte de educar.

La Salle le dio un viraje de 180 grados a los antiguos métodos de educación. Antes se enseñaba a cada niño por aparte. Ahora La Salle los reúne por grupos para darles clases (en la actualidad eso parece tan natural, pero en aquel tiempo era una novedad). Antiguamente se educaba con base en gritos y golpes. El padre Juan Bautista reemplazaba el sistema del terror por el método del amor y de la convicción. Y los resultados fueron maravillosos. La gente se quedaba admirada al ver cómo mejoraba totalmente la juventud al ser educada con los métodos de nuestro santo. No les enseñaba solamente cosas teóricas y abstractas, sino sobre todo aquellos conocimientos prácticos que más les iban a ser de utilidad en la vida diaria.

San Juan Bautista de la Salle murió el 7 de abril de 1619 a los 68 años. Fue declarado santo por el Sumo Pontífice León XIII en el año 1900. En 1950 fue nombrado Patrono de los Educadores del mundo entero.

Para ti educador, ¿qué implicaciones tiene esta pedagogía en tu misión educativa?

¡FELICIDADES A TODOS VOSOTROS QUE OS DEDICÁIS A ESTA NOBLE TAREA DE EDUCAR!