Catequistas de Galicia estarán presentes este fin de semana días, del 14 al 16, en el Congreso Nacional de Laicos 2020 “Pueblo de Dios en salida” que tendrá lugar en Madrid

Es una iniciativa surgida a partir de una propuesta de la Conferencia Episcopal Española, encomendada a la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar. Se decidió que sería muy oportuno organizar un congreso de laicos para dinamizar e impulsar el apostolado seglar en las diócesis y se hizo coincidir con un congreso previsto para el final del Plan Pastoral de la CEE 2016-2020 “Iglesia en misión al servicio de nuestro pueblo”.

En este Plan Pastoral nuestros obispos nos invitan (a los laicos) a asumir el protagonismo que nos corresponde en este proceso de renovación misionera de la Iglesia en España en virtud del mismo bautismo: “Su (nuestra) colaboración, como miembros del Pueblo de Dios, es indispensable para que la Iglesia pueda hacerse presente en muchos ambientes y lugares de primera importancia en la vida secular, como son las universidades, los medios de comunicación, la formación de la opinión pública, las orientaciones y tendencias en la vida laboral, económica, cultural y política” (Plan Pastoral, 12).

El Congreso está planteado para 2.000 personas. Entre los destinatarios del congreso destacan los diversos ámbitos parroquiales y diocesanos: catequistas, familia, juventud, personas mayores, profesores, universidades, miembros de Cáritas, hermandades, cofradías, grupos parroquiales, movimientos y asociaciones.

En él participarán representantes de las diócesis y de las parroquias españolas y de los diferentes movimientos y asociaciones laicales de apostolado seglar. Y lo harán con el objetivo de definir propuestas concretas y líneas de actuación que dinamicen el laicado en nuestras diócesis.
Tras el trabajo en común sobre temas considerados fundamentales como vida comunitaria, compromiso público, vida familiar, jóvenes, doctrina social,…, se trabajará en 4 itinerarios (Primer Anunciio acompañamiento; Procesos Formativos y Presencia en la vida pública) y habrá 40 líneas temáticas.

El programa del congreso presenta metas específicas para consolidar un laicado evangelizador: potenciar la caridad política como corazón de la identidad y espiritualidad laical, concienciar sobre la vocación bautismal del laicado para la misión, escuchar la llamada universal a la santidad; y contribuir de manera responsable en la transformación del mundo.