Desde el 5 de diciembre, Viveiro se adentra en la Navidad con una ambientación que crece cada año, impulsada por el Concello y por Centro Comercial Histórico. Miles de luces iluminan desde esa noche una de las contadas localidades españolas donde se recrea un belén a tamaño natural. Y este año, como novedad, un gran árbol de luces se encendió en la Praza Maior. Más de cien abetos naturales adornan las entradas de comercios y bares en un casco histórico en el que suena la música durante el horario comercial.

El belén a tamaño real lo financia la Diputación de Lugo y lo promueve el Concello. Iniciativa municipal también es el alumbrado que desde ese día colorea las principales calles y plazas.

Del Centro Comercial Histórico parte la novedad de estas Navidades viveirenses y el árbol de luces de nueve metros de alto que alumbra el centro neurálgico de Viveiro durante estas fechas… hasta después de Reyes.