Allá con por el 2014 comenzaba una andadura que hoy se ha materializado en la nueva sala de Godly Play. En ese año, la Delegación de Catequesis de Santiago de Compostela, dentro su afán de buscar métodos que complementen la catequesis en las parroquias, comienza a interesarse y a conocer este método de Godly Play.

Viendo la gran riqueza que podría ofrecer Godly Play a la catequesis, se realizan los primeros contactos con el responsable nacional, David Pritchard. En 2015, dentro del contexto del Máster de Nueva Evangelización, realizado en la Diócesis, la Delegación de Catequesis realiza el curso “La catequesis del futuro”. En sus jornadas se da a conocer este método a todos sus participantes, provocando gran interés en ellos.

Tras la gran acogida que tenía entonces, se comienza a barajar la posibilidad de realizar un curso base de capacitación para los interesados. Así, en diciembre de 2016, un grupo de catequistas, profesores y miembros de la Delegación, procedentes de Santiago, A Coruña, Vilanova de Arousa, Muros y Noia, realizan el primer curso, del que saldrán los primeros en obtener la acreditación oficial en nuestra Diócesis.

Posteriormente se han realizado otros cursos base con gran afluencia, y un ulterior curso de «promotores de Godly Play». De entre ellos han salido personas que hoy forman parte de la Comisión Nacional y colaboran en estrecha relación con la Delegación. Se iniciaban también las relaciones para comenzar a traducir las historias y otros libros que sirven de ayuda para conocer y profundizar en el método de Godly Play.

Al mismo tiempo, un grupo de voluntarios, coordinados por Anaís Ferreiro, comienzan a fabricar en la Delegación Diocesana de Catequesis los primeros materiales necesarios para narrar las historias, con el fin de construir una sala diocesana de Godly Play. Se constituye, además, una Red de apoyo para ayudar a implantar el método en las parroquias.

Por otro lado, la Delegación ha hecho un gran esfuerzo por ir dándolo a conocer a través de la Escuela de Agentes de Pastoral, y a través de las sucesivas Asambleas Diocesanas de Catequistas. En la actualidad son varias las parroquias que están usando el método y cuentan ya con una sala.


Han sido jornadas duras, intensas y de mucho trabajo, pero donde la fraternidad, el cariño y el buen ambiente se palpaba desde el primer momento. Así se llevo a crear grandes amistades que duran hasta el día de hoy. Tras esto, el método no ha hecho más que ir creciendo en la evangelización de la Diócesis y a nivel nacional.


Poquito a poco el método se fue impulsando , no sólo también en la Diócesis sino también en el territorio nacional. Hoy todo este trabajo se ve reflejado en una nueva sala en Santiago de Compostela y en la proliferación de nuevos colaboradores y conocedores del método.

La sala diocesana que hoy se inaugura y que se encuentra en las dependencias del Instituto Teológico Compostelano es fruto del gran trabajo de muchos catequistas colaboradores de la Delegación, del impulso y la generosidad de David Pritchard, que ha prestado muchos materiales, y del Instituto Superior Compostelano de Ciencias Religiosas.

Actualmente, constituye un proyecto incluido en las líneas de trabajo de la Delegación Diocesana de Catequesis y también dentro de los cursos de formación para profesores de religión y otros agentes de pastoral del Instituto Superior Compostelano Ciencias Religiosas. Es un servicio que se dirige a todo tipo de profesores, especialmente a los de enseñanza religiosa escolar, catequistas, agentes de pastoras, y todo aquel que esté interesado.

Desde la Delegación Diocesana se ofrece asesoramiento tanto para dar a conocer el método como para montar una sala. ¡No dudéis en poneros en contacto!

Teléfono: 981 58 12 85
San Martín Pinario, 5
15704 Santiago de Compostela
Horario: de martes a viernes de 10:00hs. a 13:30hs.
www.catequesisdegalicia.com/
catequese@archicompostela.gal
catequese@archicompostela.es

¡Gracias a Dios y a todos los que habéis colaborado en este sueño cumplido!