La mañana de este lunes, 3 de mayo, el Papa Francisco ha presidido la celebración de la hora tercia y el Consistorio ordinario público para la canonización de siete beatos, en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico Vaticano. Entre ellos destacan Charles de Foucauld, sacerdote diocesano francés, “pobre entre los pobres”, de cuyo testimonio y carisma surgieron diez congregaciones religiosas y ocho asociaciones de vida espiritual; César de Bus (1544-1607) sacerdote, predicador y catequista, fundador de la Congregación de los Padres de la Doctrina Cristiana (doctrinarios) y Giustino Maria Russolillo (1891-1955), sacerdote, fundador de la Sociedad de las Divinas Vocaciones y de la Congregación de las Hermanas de las Divinas Vocaciones, para quien la catequesis permanente y la atención pastoral a las familias transformaron su comunidad parroquial, que se convirtió así en una «casa de santidad».

Debido a la actual emergencia sanitaria del coronavirus, la fecha de canonización de estos siete beatos, entre los cuales, hay dos catequistas, aún está por decidir.

El Pontífice, haciendo referencia a la vida de estos siete beatos, ha destacado sus vidas cristianas y ejemplares de santidad.

Si quieres saber algo más de la canonización de estos siete beatos, visita El Papa presidió el consistorio de canonización de 7 nuevos santos