EL SEÑOR SE VA A LA CASA COMÚN DEL CIELO

Queridos padres de familia y catequistas, estamos llegando al final de este hermoso tiempo pascual. Hoy celebramos la ascensión de nuestro Señor Jesucristo a los cielos, a la casa común, a la casa de su Padre y nuestro Padre.

Jesús subió al cielo sí, pero no se fue definitivamente, al mismo tiempo se quedó con nosotros. Después de enviar a los apóstoles a evangelizar y bautizar, les asegura su presencia de una manera nueva, es una presencia amiga, discreta, constante, acompañada de signos y señales.

Proclamaré con fe y entusiasmo este artículo del Credo de los apóstoles: “subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso”; pues, lo conozco con la mente, lo creo con el corazón y lo afirmo con las palabras.

Os dejamos los enlaces descargables

Primera comunión

Post-comunión

Confirmación