La luz de la Paz de Belén ya se encuentra en nuestra Diócesis desde el pasado fin de semana. Como ya es tradición, ha llegado desde la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén, encendida como cada año por un niño o niña austriaco. La distribución de la Luz de la Paz a todos los países participantes se realiza desde Viena. Allí, unas semanas antes de Navidad, se reparte la Luz a todas las delegaciones scouts asistentes para que la hagan llegar a sus respectivos países con un mensaje de Paz, Amor y Esperanza.

En nuestra Diócesis, la luz se distribuyó al término de la celebración que congregaba a 400 niños y jóvenes en la Iglesia conventual de san Francisco, el pasado sábado día 17. La invitación que se hacía al recoger la luz, que después sería llevada a las distintas parroquias y comunidades, era a dejar que Jesús se convirtiera en luz para nuestras vidas.

En muchas parroquias esta luz tan particular ya alumbra, bien porque la han venido a buscar a Santiago, o bien la han ido a recoger a una parroquia vecina.

Durante estos días, os invitamos a que de la misma manera os hagáis con esta llama tan especial. En torno a ella hay infinidad de posibilidades pastorales y celebrativas para realizar con niños, jóvenes y adultos.

A continuación os presentamos algunas de estas propuestas, que se pueden emplear en las parroquias pero también en nuestros hogares:

  • Oración para encender lámpara del Santísimo: a la hora de realizar esta bendición, se enciende la luz con la intención de conservar esta llama encendida el mayor tiempo posible, y así que nos recuerde que el Dios que se hizo carne en la primera Navidad, se hace carne y sangre sacramental en cada Eucaristía.
  • Oración de envío como misioneros de la luz: para la bendición de los ministros extraordinarios de la comunión, los visitadores de enfermos, los que durante la navidad irán a los hospitales, asilos,… y serán los responsables de repartir la luz por sus lugares.
  • Oración para la distribución luz entre los feligreses: una breve celebración para que la gente lleve la luz de la paz de Belén a sus casas, a sus comunidades,…. y encienda con ella las lámparas de sus nacimientos o la luz que alumbrará en las cenas y comidas familiares de estos días
  • Oración para encender luz en hogares: oración para realizar todos juntos en familia, para reavivar la llama de la fe, la esperanza y la caridad; y juntos recibir a Jesús como divino  huésped.

¡Feliz navidad!