Septiembre, mes clave para los preparativos inmediatos

La catequesis prepara su vuelta a las parroquias tras #QuedarseEnCasa desde el mes de marzo pasado. En este novedoso escenario, marcado por el COVID-19, el mes de septiembre se convierte en clave para el arranque exitoso en octubre de este nuevo curso catequético que es del todo inusual, y que prevé una cierta semipresencialidad, basada en una alternancia entre catequesis en el ámbito parroquial y otras en el ámbito familiar.

Por esta razón, y quizás más que nunca, conviene no dejar a la improvisación los preparativos para el nuevo curso. Tocará a los párrocos, junto con toda la comunidad cristiana, sumar los más nobles esfuerzos para preparar con esmero esta vuelta a la catequesis en la nueva normalidad.

Con el fin de ayudar a esta preparación te ofrecemos a continuación algunos puntos y orientaciones útiles para esta primera fase de la activación de la catequesis en el ámbito parroquial.

Ante la actual situación y en vistas a la puesta en marcha de esta “nueva catequesis”, los preparativos más inmediatos que se plantean son los siguientes:

1. Preparar adecuadamente la inscripción a la catequesis. Usar para ello una ficha o formulario online adecuado, atendiendo especialmente a cumplimentar los datos relativos al correo electrónico y al número de teléfono móvil y whatsapp, así como aquellos concernientes a las redes sociales de los padres o tutores´, asegurándose de pedir los debidos permisos para poder emplearlos. De esta manera se podrán asegurar el contacto y la comunicación permanente entre la parroquia y las casas, así como el envío y la recepción de los materiales catequéticos adecuados en cada momento.

2. Buscar y formar nuevos catequistas parroquiales. Así se podrá asegurar que el desdoblamiento de los grupos y secciones de catequesis para hacer grupos más pequeños y adecuados a la actual situación cuenten también con un catequista propio. Servirá además para apoyar o en su caso substituir a los catequistas que pertenezcan al colectivo considerado de alto riesgo.

3. Programar y realizar las reuniones de inicio de curso oportunas con padres y catequistas para explicar la nueva situación y cómo se va a desarrollar la catequesis.

4. Distribuir adecuadamente los catecismos de la Conferencia Episcopal Española y el resto de materiales catequéticos a los padres para que puedan emplearlos en las sesiones familiares de catequesis y, sobre todo, en el caso de un nuevo confinamiento.

5. Organizar y distribuir cuidadosamente los grupos y secciones de la catequesis, disponiendo nuevos espacios y preparando aquellos ya existentes según las usuales y específicas normas sanitarias.

6. Programar detenidamente la catequesis y el calendario de asistencias de los diversos grupos a la Eucaristía parroquial y a otras celebraciones. Calendarizar también al inicio de curso las fechas de celebración de los sacramentos de los niños de catequesis, sabiendo que esta programación siempre se encuentra sujeta a variaciones según las circunstancias.

A continuación, os dejamos una enlace a una infografía interactiva con los 6 preparativos inmediatos sobre la nueva catequesis. Para verlo, pincha en la imagen: