Ahora parece que hay que cantar villancicos que incluyan la palabra ‘Christmas’, y además que sean canciones de amor (algo así como «en Navidad te amo más, cariño»). ¿No es un poco absurdo?

Ni Christmas, ni nada de eso. Volvamos a la más tierna infancia. Partimos de esos villancicos que hemos cantado siempre, desde pequeños… los que te enseñan en casa y luego cantas en el colegio, en las fiestas infantiles, y al final se los enseñas a tus primos pequeños, o a tus sobrinos o (cuando llega el momento) a tus hijos apenas empiezan a chapurrear…

Esta es la introducción que la Compañía de Jesús ha realizado en su página, en la que hace una reflexión sobre esta manera de celebrar la Navidad, centrándose especialmente en tres villancicos. Para leer el artículo completo, sólo tienes que …

FUENTE: pastoralsj.org