Estamos a pocos días de comenzar una Semana Santa que va a pasar a la historia como una de las más singulares de la historia moderna. Las celebraciones litúrgicas, siempre tan ricas y concurridas, tendrán que celebrarse a puertas cerradas y sin la presencia del pueblo. Durante este duro tiempo, rezar juntos sí, pero cada uno en su casa. De igual modo,  los chicos y chicas pueden seguir con la catequesis. A continuación, os dejamos tres catequesis sobre este Domingo de Ramos que acabamos de vivir.

Para el Despertar Religioso

Para la Primera Comunión

Para la Confirmación