Domingo… sofá… manta y, café! Y para acompañarlo, un juego nuevo: