La Navidad es tiempo de alegría, de calor familiar y de celebración cristiana del nacimiento de Jesús. A lo largo de los tiempos el saber popular buscó en los belenes la representación cercana de ese nacimiento. Son muchos los artistas que han dedicado su tiempo y su mirada a realizar magníficas obras de arte que nos hacen evocar escenas importantes e imborrables del pasado cristiano.
El primer belén viviente del que se tiene constancia, fue el que montó San Francisco de Asís en una cueva vecina a una ermita, a la que llevó un buey y una mula para recrear el nacimiento austero y humilde de Jesús.

El montaje de los belenes por Navidad se consolidó como tradición en Italia, cuna del cristianismo, y fue pasando al resto de Europa, al principio como práctica eclesiástica, posteriormente aristocrática y finalmente popular.

Sucedió de esta forma en España, ya que cuando a mediados del siglo XVIII el rey de Carlos VII de Nápoles pasó a ser rey de España, donde le llamamos Carlos III, promovió la difusión de los nacimientos entre la aristocracia española, llegando posteriormente a la práctica popular en la toda España y en América Latina.

Precisamente, en América latina, los franciscanos usaron los belenes como método de evangelización.

En Galicia, así como en España, cuando se acerca la Navidad, podemos disfrutar de los belenes en casi todas las iglesias, y a veces, en museos y ayuntamientos. A continuación, te dejamos una lista de Belenes que podemos ver estos días en Galicia. No son todos, simplemente, son algunos de los Belenes que podemos disfrutar.

BELÉN DEL LICEO DE BETANZOS

Es un nacimiento mecánico que cuenta con más de 600 figuras en movimiento ubicadas en unos 200 metros cuadrados. Es muy sorprendente asistir a un pase porque una narración con música va contando cada escena evangélica y las figuras se mueven e iluminan siguiendo el hilo narrativo. Cada año lo visitan miles de personas y su artífice, el sacerdote Manuel López Castro lo instala con la colaboración del Concello. Antiguamente se exponía en la iglesia de Santo Domingo.

BELÉN DE BALTAR EN OURENSE


Compuesto por más de un centenar de figuras de barro cocido, utiliza como telón de fondo una fotografía del Ourense antiguo. Además de la recreación del nacimiento, en la escena aparecen juegos de la plaza, un fotógrafo ambulante, la taberna, el horno… Obra de Arturo Baltar, su origen se remonta a 1967 cuando el artista recibió el encargo de la Asociación de Belenistas de la ciudad. En 1980 se restauró la capilla de San Cosme y San Damián para acogerlo de forma permanente. El conjunto se completa con murales de Xaime Quessada y frisos de Virxilio. Abierto todo el año de lunes a viernes, se puede visitar de forma totalmente gratuita.

BELÉN DE VALGA (PONTEVEDRA)


El belén, expuesto en la parroquia de Campaña y con 21 años de historia a sus espaldas, lo componen cerca de 4.000 figuras, todas talladas a mano, de las que medio millar está en continuo movimiento. La asociación cultural Amigos do Belén de Valga se encarga de prepararlo y montarlo, con la colaboración del Ayuntamiento. El nacimiento crece en cada edición al combinar los clásicos elementos bíblicos con referencias a temas de actualidad de interés local, nacional o mundial.

Escenas tradicionales como la matanza del cerdo o la cosecha de la uva comparten espacio con personajes ilustres de Galicia como Rosalía de Castro, Castelao o Camilo José Cela. Por supuesto las celebridades históricas de Valga también están representadas, como La Bella Otero y Jesús Ferro Couselo. Siguiendo siempre el hilo de la actualidad, las vecinas y vecinos han ido incorporando a jugadores de la selección española de fútbol, a autoridades políticas o a ciclistas de la Vuelta a España, que ha pasado por el municipio en alguna ocasión.

En las pasadas Navidades, alrededor de cuarenta mil personas acudieron a ver el nacimiento, declarado de Interés Turístico de Galicia desde hace cinco años.

BELÉN GIGANTE DE VIVEIRO


Es uno de los principales atractivos de la villa durante el invierno. Con figuras de tamaño natural, recrea un gran mercado de época en el que se pueden ver los oficios tradicionales: herreros, canteros, pastores, viticultores, pescadores… Se sitúa en el entorno de la iglesia de Santa María do Campo y está previsto inaugurarlo el martes próximo. Organizadas por el Concello, el miércoles y el viernes habrá visitas al casco histórico que incluyen parada en Viveiro ante o berce. De carácter gratuito, permanecerá abierto durante todo el día y todas las fiestas.

BELÉN DE LA CATEDRAL DE SANTIAGO
Suele instalarse en la nave de platerías del templo, y ocupa una superficie de más de diez metros cuadrados. Recoge las escenas evangélicas tradicionales como el nacimiento, la anunciación del ángel a los pastores y la llegada de los Reyes Magos. El escenario es un pueblo tradicional de la época, con oficios tradicionales representados y en el que llaman la atención algunos menos habituales como la escuela.

BELÉN O TILO (ARES)


El Belén de la asociación O Tilo, en Ares, que con setenta metros cuadrados es uno de los más grandes de la comarca. «Cuenta con más de doscientas figuritas, 19 de ellas móviles, y llama la atención porque en este belén el Niño no está en la cuna, sino en brazos de San José», advierte la presidenta de la entidad, Mar Bujones.

BELÉN DE LA CATEDRAL DE OURENSE


Se monta cada año en el interior de esta catedral, en una de las capillas laterales, concretamente la de Santa Rita. La autora de esta treintena de figuras en barro es Maite Vázquez, escultora y pintora gallega nacida en Castro Caldelas.

El conjunto incorpora la anunciación a la Virgen y a los pastores, la huida a Egipto y a una serie de santos que van a adorar al niño, además de un gaiteiro.

Sus figuras son especialmente expresivas y tiernas, aunque el nacimiento es pequeño y no está señalizado dentro o fuera de la catedral, por lo que pasa un poco inadvertido. Se puede visitar hasta el día de Reyes en horario de apertura del templo.

Belén de la Orden Tercera (Ferrol)


El clásico Belén de la Orden Tercera en Ferrol (Rúa Espartero, 11, 15401, Ferrol, A Coruña), con más de siete décadas a sus espaldas, ha sido objeto de un proceso de restauración para potenciar todavía más su belleza. Suele abrir sus puertas unos días antes de la Nochebuena y se puede visitar durante toda la Navidad. En el 2019 la inauguración tiene lugar tras la finalización de los trabajos de restauración para devolver el máximo esplendor a sus más de 200 figuras en movimiento.

Belén de la Catedral de Tui


La Catedral de Tui (Plaza San Fernando, s/n, 36700, Tui, Pontevedra) sorprende al visitante tanto por su hermoso belén, situado al lado del retablo de la Expectación, como por la exposición de belenes que se exhibe en la Capilla de las Reliquias. En ella podrás contemplar alrededor de 300 nacimientos de más de 50 países del mundo, como los de Japón, Kenia, Polonia, Grecia, Nepal o Australia, entre otros. La exposición puede visitarse hasta el fin de semana de Reyes, y suele inaugurarse unos días antes de la Nochebuena. Además, es diferente cada año, ya que aunque cuentan con más de 400 ejemplares, por razones de espacio no pueden mostrarse todos, así que rotan cada Navidad en el momento de su exposición.

Belén en la Colegiata de Sar


Estamos ya a las puertas ya de la Navidad y uno de los Belenes más impresionantes que podemos visitar se encuentra en el claustro de la Colegiata de Sar. Comenzó siendo un pequeños nacimiento dentro de la Iglesia y fue creciendo año tras año. Este belén contiene muchas piezas realizadas a mano, gracias a la destreza de los colaboradores, con cuenta con efectos de luz y sonido que reproducen el día y la noche y muchas figuras con movimiento.

Belén de Área Central, en Santiago


Área Central luce un belén de 24 metros cuadrados que no sólo incluye el tradicional portal con los famosos clicks, si no que recrea la ciudad de Jerusalén y el poblado de Belén, entre otros escenarios. Los asistentes tendrán que fijarse bien porque el belén cuenta con varios gazapos que hay que descubrir.

La delegación gallega de la Asociación Española de Coleccionistas de Playmobil acaba de instalar en la esquina roja de Área Central el mayor belén que hayan hecho nunca. Se trata de una recreación de 24 metros cuadrados, con 500 figuras y más de 10.000 piezas originales de la famosa marca de juguetes.

En esta ocasión, se han esmerado en recrear históricamente los escenarios, haciendo especial hincapié en la aldea de Belén y en la ciudad de Jesuralén que cuenta, además de con el palacio de Herodes, con el templo o la Torre Antonia.

Fueron 10 los socios de Aesclick que colaboraron en la elaboración de este gran belén que tiene algunas peculiaridades. Y es que, tanto pequeños como mayores tendrán que pararse a buscar algunos guiños o gazapos para hacer más entretenida la visita. Sólo alguna pista: hay que encontrar escenas de la película “La vida de Brian”, o unos peregrinos haciendo el Camino de Santiago.

Además, la instalación tiene un fin solidario. Los fondos recaudados estos días durante estos días irán destinados al Albergue de Xoan XXIII.

Belén articulado de Begonte


Declarado Festa de Interese Turístico de Galicia, utiliza figuras animadas electrónicamente para recrear la escena de un belén tradicional adaptado a Galicia. Inspirándose en una villa de la Terra Chá, en pocos minutos representa diferentes situaciones meteorológicas (nieve, lluvia…), muestra antiguos oficios de la comarca y acciones típicas del nacimiento. La 46 edición se presentó ayer en el Centro Cultural Jose Domínguez Guizán, situado en el barrio de Quitimil. Se podrá visitar hasta el sábado 27 de enero. En un edificio anexo abrirá también el Museo José Rodríguez Varela, una institución que permite conocer un poco más en el belén de Begonte y que ha sido bautizado con el nombre de su promotor.

Belén de San Fiz de Solovio: el Belén de Compostela


Este nacimiento, propiedad del compostelano José Antonio Uzal, abrió recientemente sus puertas en el templo de San Fiz de Solovio, donde permanecerá hasta el 5 de enero. Se trata de un belén formado por más de 250 figuras, todas de barro cocido y tela, y de 21 centímetros de altura. Las piezas forman parte de una escenografía que recoge pasajes del Nuevo Testamento. La única condición que pone Uzal para montar sus tallas en San Fiz de Solovio es que se garantice que permanecerán vigiladas. Cada año son más de 30.000 las personas que visitan su nacimiento.

Más de 200 figuras de barro y lienzo pintado, todas hechas a mano, componen este nacimiento que incluye diferentes escenas, piezas en movimiento, río con agua corriente e iluminación. Todo ello recreado en ciclos de 4 minutos, en los que se simula el paso del día a la noche gracias a cambios de iluminación y movimiento de diversas piezas.

La iglesia de San Fiz, fundamental en la historia fundacional de Santiago de Compostela, permanece habitualmente cerrada al público, por lo que la exhibición del belén brindará una ocasión inmejorable para visitarla.

Belén cedido y montado por José Uzal, con la colaboración del Colegio Mayor de San Agustín y del Arzobispado de Santiago de Compostela.

Belén de Conxo, un belén familiar


En Santiago no se entiende la Navidad sin el belén de Conxo. La familia Otero lleva 73 años instalando en el galpón de su casa este nacimiento, que ya es un referente en toda Galicia. De hecho, Paco Otero lleva días recorriendo media comunidad montando otros belenes a quien se lo solicita. Eso sí, ninguno como el de su casa. Las cifras hablan por sí solas: 203 piezas decorativas, 1000 figuras, 45 metros cúbicos de montaje, 1750 bombillas, 34 escenas y montañas, ríos, lagos e incluso el mismísimo infierno.

Tantos meses de trabajo tienen su recompensa. Este belenista recibe una media de 200 visitas diarias, llegando casi a las 1000 personas desde que abrieron el pasado día 8. ¿Su deseo? Superar las 8000 visitas del año pasado. Nunca cobraron entrada, aunque aceptan las ayudas que los visitantes quieran darle. Y es que el coste del mantenimiento de este belén es alto y no reciben ningún tipo de subvención.

Y como cada año, el belén de Conxo está dedicado a alguien que Paco considera que lo merece. En esta ocasión, la dedicatoria va para la familia Franqueira Souto, un matrimonio del barrio que, según el belenista, son muy buenos vecinos.

Belén artesanal de Gondomar


Uno de los grandes atractivos de la Navidad estará en Gondomar hasta el 6 de enero. El municipio miñorano estrenó este jueves, en la víspera del puente de la Constitución, el Belén Artesanal en movimiento que ha confeccionado Fernando Fernández Penedo, vecino de la parroquia gondomareña de Borreiros. El pesebre está compuesto por más de 300 piezas: 120 en movimiento, 250 estáticas y 100 de animales en una extensión de 42 metros cuadrados.

Belén monumental de Vigo


Se trata de un nacimiento tradicional, con una extensión de unos 100 metros cuadrados en el que 60 figuras de 25 centímetros darán vida al Belén.

Este Belén fue un encargo del Concello a la agrupación belenista La Morana de Zamora y para ellos es el montaje más grande que han hecho hasta la fecha.

Además con ciertos guiños a la ciudad, la Lonja del Pescado de O Berbés, la Villa romana de Mirambell, la iglesia románica de Santiago de Bembrive, el cruceiro de Saian, el dolmen de candean, la fuente de Castrelos.

Belén Pazo de Mos


O Belén do Pazo de Mos está composto por máis de 350 figuras instaladas polos veciños desta localidade pontevedresa e poderá visitarse de luns a sábado das 17,00 ás 21,00 horas e os domingos en horario ininterrompido, de 10,00 a 21,00 horas.

Belén de Viruca


El Belén que la verinense Viruca González elabora tradicionalmente en la villa de Verín supera este año las 300 piezas y cerca de los 70 metros cuadrados, con elementos móviles animados con motores de microondas y otras piezas recicladas. Además, incluye numerosos guiños a la actualidad, con una representación de las monjas del asilo, de centenario este año, así como los viñedos de la Denominación de Origen Monterrei.

El Belén de Viruca González, ubicado en el salón parroquial, da inicio a la programación de Navidad de Verín. El horario de visita es de 17.00 a 20.00 horas durante la semana, y de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 sábados y domingos.

Belén de la Grande Obra de Atocha


El Belén de la Grande Obra de Atocha de A Coruña fue ideado por D. Baltasar Pardal Vidal, fundador de “La Grande Obra de Atocha” y del I.S.F. “Hijas de la Natividad de María”.

El telón de fondo fue realizado por el artista ferrolano D. Camilo Díaz Baliño.

Inaugurado en la Navidad de 1923, nace con un fin pedagógico: servir a los niños como medio audiovisual para conocer la Historia de la Salvación. Para ello, está situado a una altura tal que les permite “introducirse en la escena”.

Comenzamos el recorrido en Egipto. Contemplando sus maravillosas Pirámides. De aquí sale el pueblo de Israel de la esclavitud, atravesando el desierto hacia la tierra prometida.

Todo aquello que Don Baltasar no pudo incluir sobre el terreno fue representado en el telón de fondo. En el terreno se sitúan puentes, casas, montañas, caminos y ríos, elementos todos que nos ayudan a comprender y situar de forma visible el nacimiento del Salvador.

La casa de Nazaret en la que la Virgen vivía cuando el Ángel le anuncia que va a ser Madre de Jesús, el Hijo de Dios; la casa de su prima Isabel, en la montaña, a quien María visita y se queda tres meses para ayudarla porque también espera un hijo.

Las huellas de Jesús niño, adolescente, joven y hombre maduro las encontramos en Nazaret, en el rio Jordán, en Caná de Galilea, en Cafarnaún…, todos los detalles son importantes y pedagógicamente necesarios para que el mensaje sea mejor captado por los niños.

Continuando nuestro recorrido, nos asomamos a la ciudad de Jerusalén con el templo al frente. Divisamos Belén, con sus casas, pastores y rebaños… y al ángel, que anuncia a los pastores el nacimiento del Salvador en el Portal de Belén.