«El pasado sábado día 9, Mary y yo, salíamos de Porto do Son para asistir en Santiago a la Asamblea de Catequistas.

Comenzaba en el Auditorio de Abanca, donde nos encontramos con otra catequista de nuestra parroquia.

Tengo que decir, que nada más llegar, sentimos una acogida muy buena. Allí, unas chicas de la Delegación de Ctatequesis nos recibieron con mucha amabilidad. Quiero dar gracias por esas personas que, desde el primer momento, nos hicieron sentir muy bien.

Me gustaría felicitar al coro de Marín, pues lo hicieron francamente bien.

El saludo de Don Julián, la ponencia de Don Miguel de la Mata, la oración en las Benedictinas, todo, todo me hizo llenarme de Dios. Cuando estábamos en las Benedictinas, sentía dentro de mí que cuanto necesito muchas veces es estar en silencio, sin ruidos etc. Fueron muchos los momentos que sentí que Dios me hablaba y me encontré muy feliz.

Gracias a todas las personas que nos sirvieron la estupenda comida.

De regreso a casa, pensaba en todas las personas que organizaron esta hermosa Asamblea. Cuántos meses, días y horas de trabajo para organizar todo y cada una de las cosas que allí vivimos. Por todas estas personas doy gracias a Dios y pido por todos/as ellos/as y que Dios les colme de toda clase de bendiciones.

Bendito sea Dios, por poner tantas personas buenas a nuestro alcance.

Si Dios quiere, volveremos el próximo año.

Un abrazo muy grande».

Mabel (Porto do Son)

 

N.B.: Comparte con nosotros tus comentarios y testimonios: catequese@archicompostela.gal. Gracias