Concluida la asamblea anual de catequista de Galicia (sábado 9 de marzo), a la que todos fuimos invitados, sólo cabe dar las gracias a los que con tanto trabajo, tesón y amor la prepararon.
Dar las gracias por la recepción acogedora y cariñosa así como bien organizada con la que nos recibieron, y como no, por hacer nuestro camino más fácil en nuestra tarea de acompañar en el camino de la fe, siendo con sabiduría el lema de este año.
Decir que estupenda la elección del ponente Fray Miguel de la Mata Merayo, pues es fabuloso como sabe llegar a la gente con sus originales ejemplos, siendo muy cercano y excelente orador.
Buenos stands para ver, aunque poco tiempo para recorrerlos a conciencia.
Una gran variedad de talleres con una buena selección de temas en auge importantes para desarrollar nuestra labor. Todos salimos contentos del taller que nos había tocado, pues los ponentes lograron crear un buen ambiente en los grupos, proporcionarnos ideas y hacernos pensar.
Y qué decir de la homilía presidida por Don Julián Barrio, que fue muy entrañable así como el homenaje a los catequistas de bodas de plata, oro y platino.
Por todo ello quedamos con un buen sabor de boca con esta gran jornada tan dinámica y con ganas de que llegue el año que viene a por más.

Nuria (Parroquia de San Martín de Noia)

N.B.: Comparte con nosotros tus comentarios y testimonios: catequese@archicompostela.gal. Gracias