EL BAUTISMO DE JESÚS
Este domingo 12 de enero se termina el tiempo litúrgico de la navidad e iniciamos el tiempo ordinario.
Celebramos el bautismo de Jesús en el río Jordán y se escucha la voz del Padre que dice: Y vino una voz de los cielos que decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco» (Mt 3,17).

Junto con Jesús también nosotros recordamos nuestro bautismo. Uno de los ritos esenciales del sacramento es la “profesión de la fe”; es un resumen de nuestra fe en 12 artículos que expresamos todos los domingos en la eucaristía. Uno de los artículos dice “Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor”.

Ahora reflexiona:
¿Realmente creo que Jesús es el Hijo de Dios?
¿Con cuánta conciencia y claridad profeso cada domingo este artículo de mi fe?

Como Jesús tú también eres bautizado y por tanto hijo de Dios.
Durante esta semana, cuando te levantes y te mires al espejo haz tuyas las palabras de tu Padre Dios: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco»
Repite continuamente “Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor”.
Esta es mi fe, la fe de la Iglesia que me glorío de profesar.
Gracias Padre Dios porque me has hecho un doble regalo: ser hijo y ser hermano.

Canto sobre el bautismo: Villancico Ea,Ea, de Carrión