Queridos catequistas:

Hay momentos tan especiales en la vida, aquellos que esperamos con tanta ilusión, que las esperas se hacen cortas con tal de alcanzar el hecho anhelado.

La fe tiene promesas infinitas que son capaces de mantener la espera. La vida entera puede ser una espera con sentido profundo y con sabor a paraíso…

Con este retiro, preparemos la venida del más humilde de los reyes, del más amoroso de los amantes, del más justo de los jueces, del más misericordioso de los padres y único Dios.

“Cuando esperar tiene sentido” quiere ser una experiencia de encuentro con Dios encarnado en la vida y en la historia de cada uno, de maneras tan distintas que solo el autor de la vida conoce sus misterios.

Dispongámonos para ello en este tiempo de Adviento. ¡Buena espera!

  • Diptico en castellano
  • Diptico en gallego     

Imagen: Aciprensa