En la tarde de ayer, el Papa Francisco apareció de repente en la entrada del hospital de campaña en Plaza Pio XII, justo enfrente de la Basílica de San Pedro. La construcción de este campamento médico es parte de las iniciativas promovidas para el Día Mundial de los Pobres,organizado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, que se celebrará el próximo domingo, 19 de noviembre. Este pequeño hospital de campaña en el centro de Roma ofrece visitas médicas gratuitas a los pobres y necesitados durante toda la semana, de 9 a.m. a 4 p.m. El Papa Francisco fue recibido por un grupo de pobres que esperaban el turno para ser visitados y dejó de hablar y bromear con ellos. A continuación, el Papa fue acompañado por enfermeras voluntarias de la Cruz Roja Italiana para realizar una corta visita  por el dispensario médico móvil, y conoció y dio las gracias a los médicos especialistas en análisis clínicos, cardiología, , enfermedades infecciosas, ginecología y andrología, sirviendo en pequeñas clínicas móviles. El Santo Padre luego se reunió con los voluntarios de la Confederación de la Misericordia que ofrecen su servicio para hacer operativo el campo, el cual, como es habitual con los invitados del hospital, quiso ofrecerle al Papa una bebida caliente . A las 16:15, el Santo Padre dejó el hospital de campaña.

Aquí os dejamos el vídeo con la visita: