Esta noche entraban en vigor las últimas medidas sanitarias con las que se pretenden frenar el avance de la pandemia del coronavirus. Afectan a 60 municipios gallegos y estarán en vigor hasta al 4 de diciembre (DOG 223-Bis)

Si las restricciones de la semana pasada afectaban a la movilidad, ahora conciernen a los aforos. De este modo:

  1. Los espacios cultuales de las parroquias que se encuentren dentro de los municipios señalados (p. 1 – DOG 223-Bis), podrán tener un aforo máximo de 25 personas, siempre y cuando, manteniendo la distancia interpersonal de al menos 1,5 m., nunca se supere el 50% del aforo total del templo, el cual además tendrá que estar debidamente señalado.
  2. Para el resto de municipios el aforo máximo permitido es de 50 personas, con las mismas condiciones anteriores.

¿En qué afecta esto a la catequesis y cómo organizarla?

Equipo de Catequesis de Galicia

Ofrecemos algunas orientaciones prácticas con el fin de ayudar a re-organizar la catequesis en esta nueva situación, y hacerlo con todas las garantías sanitarias.

Parroquias en municipios con aforos de máximo 50 personas

  • Si la catequesis se realiza aprovechando el espacio del templo y como si fuera un acto de culto, los grupos han de organizarse según las indicaciones de la semana pasada para las parroquias de las zonas de nivel 3; con la salvedad de que tiene que hacerse ajustándose estrictamente al nuevo aforo de un máximo de 50 personas, incluidos catequistas, monitores y sacerdotes; así como siguiendo las demás normas sanitarias vigentes ya indicadas de higiene de manos y mascarilla.

Parroquias en municipios con aforos de 25 personas

  • En estas parroquias se recomienda interrumpir la catequesis en las salas, aulas o locales parroquiales, y trasladar toda la actividad catequística a los templos.

Para ello ello se han de distribuir a los grupos según se indicaba la semana pasada para las parroquias de las zonas de nivel 3, y ajustándose estrictamente al aforo de un máximo de 25 personas, incluidos catequistas, monitores y sacerdotes, y siguiendo las demás normas sanitarias vigentes ya indicadas de higiene de manos y mascarilla.

  • En los casos en los que no sea posible que todos los grupos realicen la catequesis en los espacios del templo, será oportuno priorizar la presencialidad parroquial en el templo para la catequesis y la asistencia a la Eucaristía de algunos grupos, sobre todo aquellos cuyos niños y chicos estén preparándose a la celebración de alguno de los sacramentos de la iniciación cristiana.

En este caso, cuando los problemas de espacio lo obliguen, se podría crear un sistema de rotación (cada quince días, cada mes, etc.) que permita a los distintos grupos una participación alterna, pero continua y frecuente, en la Eucaristía dominical.

Recordamos que para la liturgia de las misas con presencia de niños de catequesis contamos con materiales y recursos totalmente adaptados a ellos y de acceso gratuito: «por si puede ser útil».

  • En cambio, para los grupos que, debido a las nuevas restricciones no puedan realizar la catequesis en los espacios parroquiales, toda su actividad catequística se trasladaría al ámbito familiar en las casas.

En estos casos, es oportuno recurrir a todas las oportunidades que nos ofrece el mundo telemático y digital para la catequesis.

En estas situaciones, una forma muy adecuada es realizar la catequesis en modo online. Pero para ello es importante seguir las indicaciones que se ofrecían la semana pasada y que, una vez más, recordamos aquí:

  1. Hacerla a través de una conexión que desde su casa permita al catequista parroquial el contacto y la interacción con los chicos. Contamos para ello con muchas plataformas, programas y aplicaciones gratuitas y asequibles para hacerlo.
    Se precisa, tal y como aconsejábamos en las orientaciones de nuestros Protocolos específicos para la catequesis, que previamente se hayan recopilado en las fichas de inscripción los datos relativos a los correos mail y a los teléfonos de contacto de los padres para crear los grupos de padres de niños de catequesis.
  2. Conectarse con los chicos a la misma hora que ya estaba establecida para la catequesis parroquial.
  3. No superar tampoco el tiempo máximo de 45 minutos, pues esto sería contraproducente;
  4. Seguir el programa parroquial a través de los catecismos o materiales catequísticos de la parroquia.
  5. Orientar las tareas que se pidan para que preferentemente se realicen en familia y una vez se haya terminado la conexión con el catequista.

Catequesis #ComezaNaCasa

Recordamos que hace unas semanas, desde el Equipo de Catequesis de Galicia, hemos puesto en marcha una nueva experiencia que pretende complementar la catequesis parroquial. La hemos llamado #ComezaNaCasa.

Se trata de dos materiales interactivos que por el momento se ofrecen para que los niños de comunión y confirmación realicen su catequesis con papás y mamás, abuelos y abuelas, padrinos o hermanos mayores.

Constituyen un complemento perfecto de la catequesis parroquial, sobre todo en este momento en que hay que trasladar toda o gran parte de la catequesis a las casas.

Desde el Equipo de Catequesis de Galicia os damos las gracias a párrocos y catequistas y a todos los que seguís realizando este gran servicio eclesial que es la catequesis.

¡Que el Señor nos siga protegiendo y ayudando!