«MIRAD, ESTAMOS SUBIENDO A JERUSALÉN,….» (Mt 20,18).

Cuaresma: un tiempo para renovar la fe, la esperanza y la caridad.

Este es el tema elegido por el Papa Francisco para esta Cuaresma. En el texto presenta «el ayuno, la oración y la limosna como condiciones y la expresión de nuestra conversión. La vía de la pobreza y de la privación (el ayuno), la mirada y los gestos de amor hacia el hombre herido (la limosna) y el diálogo filial con el Padre (la oración) nos permiten encarnar una fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante.»

Para continuar leyendo el mensaje, pulsa AQUÍ: