Desde hace ya dos cursos, la delegación de Catequesis de Santiago de Compostelana, en la Agenda de Catequistas, viene sugiriendo la celebración de meses temáticos en torno a las diferentes tareas y elementos de la catequesis. El mes de enero venimos dedicándolo a la Palabra y al ecumenismo, tan íntimamente unidos.

En efecto, la catequesis es uno de los ministerios o servicios a la Palabra de Dios que la Iglesia realiza para el bien del mundo. Es quizás, junto con la homilía, el más extendido y permanente en la práctica pastoral de nuestras parroquias. En ella la Palabra es objeto de reflexión y estudio, de asimilación y de consolidación en el camino cristiano para conformar la vida del catequizando al estilo del Evangelio.

Por eso ha sido una gran alegría que el Papa haya instituido, para toda la Iglesia, un domingo dedicado a la Palabra de Dios, y así caigamos en la cuenta de que los cristianos tenemos la oportunidad, todos los domingos, no sólo de alimentarnos de la Vida de Dios, sino de escuchar su Palabra custodiada en las Sagradas Escrituras y proclamada en la celebración Eucarística. Así se cumplen las palabras del magisterio conciliar que nos hablaban de las dos mesas de las que se alimenta el cristiano en la Eucaristía: la de la Palabra de Dios y la del Cuerpo de Cristo.

Para celebrar y vivir este Domingo, los Secretariados de la Comisión Episcopal de Pastoral y de la Subcomisión Episcopal de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española han preparado un material.

Este material está pensado para ofrecer algunas pistas que ayuden a vivir tal acontecimiento en nuestras diócesis, parroquias y comunidades. Entre otros, ofrecen los siguientes recursos:

  • un subsidio litúrgico para la celebración de la santa misa
  • unos puntos orientativos y sugerentes para la homilía
  • y un ejemplo de lectio divina para el ejercicio de la lectura creyente y orante de la Palabra de Dios.

Puedes descargar este subsidio en el siguiente link: