¿Tengo algo que mostrar al mundo?

¡Menuda pregunta! Todos tenemos algún don. Basta con mirar un poco la televisión y los programas que, en cualquier cadena, tratan de descubrir los talentos innatos o adquiridos de una persona que, hasta ese momento, es anónima. Incluso hay personas que se denominan «cazatalentos»: están a la última y tienen un ojo especial para valorar lo que de original y novedoso (y atractivo) tiene el talento descubierto. Son verdaderos especialistas.

Tú no eres un bicho raro: también tienes talentos. Unos sabrán dibujar, otros tocar algún instrumento, a veces tenemos un don especial para relacionarnos con la gente de nuestro alrededor, o somos unos auténticos aguilillas resolviendo crucigramas. Los hay que tienen un talento espectacular para los idiomas o para el deporte… ¿Y tú?

Pero hay talentos que, además, se nos dan a todos. Todos no podemos ser futbolistas mundiales, ni pintores de éxito, ni actores o actrices de Goya u Óscar… pero a todos Dios nos ha concedido dones que, tal vez, ni tan siquiera imaginaste.

CUARESMA: un tiempo para descubrir lo que Dios ha hecho en ti.

Para descargar los materiales de los Dehonianos, pincha en los siguientes enlaces:

> Cartel general
> Cartel domingo I
> Cartel domingo II
> Cartel domingo III
> Cartel domingo IV
> Cartel domingo V

> Presentación materiales
> Via Crucis
> Celebración penitencial y reflexión
> Celebración penitencial – Video