Esta reflexión gira en torno a la figura de la Virgen María como “modelo” y “paradigma” de esta nueva etapa de evangelización y al mismo tiempo,  el uso de las nuevas tecnologías en la tarea evangelizadora.

Cuando hablamos de Evangelización nos referimos, básicamente, a la acción de proclamar la Buena Noticia, que es Jesús mismo, salvación de Dios. Sin embargo, en los evangelios canónicos, la Virgen María no aparece como protagonista de grandes discursos ni tampoco dirigiéndose a un público muy extenso, como sí aparece, en cambio, su Hijo. Por tanto –tomando las palabras de la Virgen–, “¿cómo puede ser esto?”: ¿cómo puede ser que María se pueda considerar como paradigma o modelo de la NE? Fue sobre todo por el lenguaje de sus actitudes y de sus hechos que la Virgen se convirtió en modelo de evangelización para los cristianos de todos los tiempos; y es por ello como hoy su figura nos evangeliza a los cristianos y se vuelve en la actualidad en motor de nueva evangelización.

Ante la alta inflación de palabras en la que sobreabunda nuestro mundo, e incluso en la que tantas veces caemos los evangelizadores, el ejemplo silencioso de la Virgen se vuelve para nosotros en pura elocuencia, que nos habla de la importancia de comunicar más por los hechos que por las palabras, más por el testimonio que por largos y cuidados discursos, más por las actitudes que por las virtudes asociadas a la palabra y la oratoria. De hecho,  una de las razones por las cuales el papa Francisco fue elegido por la popular revista “Time”, con tan solo 9 meses Pontificado, personaje del año 2013, se encuentra, precisamente, en el hecho de que éste se mueve con soltura en las “nuevas tecnologías de comunicación viral”, por lo que cuando besa la cara de un hombre desfigurado o lava los pies de una mujer musulmana, la imagen resuena mucho más allá de las fronteras de la Iglesia católica.

En el contexto anterior,  el papel y la centralidad de las nuevas tecnologías y los medios de comunicación social para la nueva evangelización, podemos descubrir la importancia que en los últimos años fueron adquiriendo las plataformas digitales, pues cada vez son más los usuarios que las emplean, bien sea para consultar contenidos de carácter cristiano-católico, bien para usarlas como medios de evangelización. Las singulares características que presentan estos medios las convierten en un arma potencialmente muy útil para la tarea de la evangelización al alcance de todos. Se tratan, en definitiva, de los nuevos métodos con los que llegar a los habitantes actuales del nuevo “planeta digital”, donde se encuentran tantísimos adultos y jóvenes durante tantas horas; o si se quiere, las nuevas tecnologías se convierten en el nuevo espacio parroquial de los nuevos parroquianos del siglo XXI.

Conferencia preparada para la Sesión de Formación Permanente para Sacerdotes por D. Miguel López Varela, Director del Secretariado de Catequesis en colaboración con Ana Limés, licenciada en Mariología, experta en el uso de las nuevas tecnologías y redes sociales para la nueva evangelización, y colaboradora permanente de la Parroquia de Padrón y de la Delegación de Catequesis de nuestra Diócesis de Santiago de Compostela.