Llevar el mensaje de la Navidad con amor y paz a todos los rincones del mundo mediante una luz que cada año enciende un Scout en la ciudad de Belén. Ese es el objetivo de la Luz de la Paz de Belén, una actividad nacida hace años en Austria y en la que en la actualidad participan miles de Scouts de decenas de países.

Unas semanas antes de cada Navidad, un niño austriaco viaja a la gruta donde según la tradición nació Jesús en Belén para encender una vela que simboliza la Luz de la Paz. Después, durante una ceremonia ecuménica en Viena, se distribuye esa luz a representantes Scouts de numerosos países.

A Santiago llegará el próximo 21 de diciembre, y tras una celebración se hará la repartición para que sea llevado a cada parroquia, hogar, diferentes centros… Es una gran oportunidad para que los párrocos y catequistas vengan con los niños y jóvenes de catequesis a buscarla y disfruten de una gran jornada visitando los belenes de la ciudad del Apóstol.

En los próximos os iremos dando más información sobre todo lo que se día se vivirá.