En el año 2019 se cumple el 50 aniversario de la fundación de la Federación Bíblica Católica. Además, en el año 2020 se cumple el 1600 aniversario de la muerte de San Jerónimo, el gran traductor de la Biblia, que intentó convertir la Escritura en el lenguaje cotidiano y “común” de la gente sencilla, para hacer que la Palabra de Dios fuera accesible a todos. Su celo por hacer que la Escritura fuera accesible a la gente nace de su convicción: “ignorantia Scripturarum ignorantia Christi est” (la ignorancia de la Escritura es ignorancia de Cristo).

La feliz coincidencia de estos dos aniversarios motivó al Comité Ejecutivo de la FEBIC a animar a sus miembros a celebrar el año 2020 como un “Año de la Palabra de Dios”, a comenzar el primer domingo de Adviento (1 de diciembre de 2019) hasta la fiesta de San Jerónimo (el 30 de setiembre de 2020).

Esperamos que un año dedicado a la Palabra de Dios ayude a los pastores y a las instituciones comprometidas en la pastoral bíblica en sus países a renovar sus esfuerzos para colocar la Palabra de Dios en el centro de la vida y la misión de la Iglesia. Así lo han deseado San Juan Pablo II (ver Tertio Millennio Adveniente 36), el Papa Benedicto XVI a la luz del Sínodo de obispos del 2008 (ver Verbum Domini 73) y más recientemente el Papa Francisco en Evangelii Gaudium (ver §174).

Fuente: religiondigital.org