LA FAMILIA POSTMODERNA
CLAVES PARA SU INTERPRETACIÓN Y COMPRENSIÓN

(Parte 1)

¿Qué significa el adjetivo «posmoderna» al aplicarlo a la familia? Fundamentalmente, dos cosas.
En primer lugar, la institución familiar ha realizado (y, en cierto modo, se encuentra todavía en) una variación epocal: paso de la familia moderna (caracterizada por diversos factores que confluyen en el rasgo decisivo de la «nuclearización») a otra forma de familia que, por sucesión temporal y por contraposición de factores determinantes, es denominada «post-» o «ultra-» moderna.

En segundo lugar, y consiguientemente, el cambio epocal origina tal cúmulo de factores nuevos que, al incidir sobre la familia, dan lugar a una innovación histórica tanto en la estructura como en la dinámica familiares. Siendo «post » o «ultra » moderna, la familia actual tiene una identidad histórica, que ha de ser expresada desde ella misma y no sólo desde su referencia a la forma anterior de familia moderna.

Imagen8

En la cultura occidental se conocen dos grandes «crisis» por las que ha pasado la institución familiar: la crisis de la familia tradicional, que originó el cambio de la familia «extensa» a la familia «nuclear»; y la crisis de la familia actual, que está provocando la transformación de la familia «nuclear» hacia otro modelo de familia que, a falta de mejor denominación, llamamos «posmoderna». La primera crisis redujo el número de individuos del núcleo familiar y reorganizó las funciones de la familia. La segunda, además de seguir reorganizando las relaciones intrafamiliares y las funciones sociales, «rompe» los esquemas en el inicio, en la estructura y en el final de la institución familiar. La familia posmoderna es, en la primera apariencia, una familia «descompuesta» o, mejor, compuesta «de muchos modos».

Esto no quiere decir que la familia tienda a desaparecer. «Tampoco es inminente el fin de una institución que a lo largo de la historia ha demostrado satisfacer necesidades básicas, tanto individuales como sociales, y además se caracteriza por su capacidad para ajustarse a las condiciones más cambiantes. La familia no es únicamente especialista en el cumplimiento de algunas funciones esenciales, sino también en sobrevivir, en sobreponerse, en adaptarse en suma» .

Es fácil acumular citas en las que se enfatiza la función humanizadora de la familia. Señalo algunas de las que ofrece el Magisterio reciente de la Iglesia Católica.

pastoral-familiar-web-796x448

Para el Concilio Vaticano II:
– «La familia constituye el fundamento de la sociedad» (GS, 52, 2).
– «La familia es una escuela del más rico humanismo» (GS, 52, l).
– «La salvación de la persona y de la sociedad humana y cristiana está estrechamente ligada a la prosperidad de la comunidad conyugal y familiar» (GS, 47, 1; texto citado por FC, 3).

El alto concepto que Juan Pablo II tiene de la familia ha sido expresado en múltiples ocasiones y con frases lapidarias:
– «El matrimonio y la familia constituyen uno de los bienes más preciosos de la humanidad» (FC, l).
– La familia es la «comunidad fundamental sobre la que se apoya toda la gama de las relaciones sociales» (Carta a las familias, n. 2).
– «No es exagerado afirmar que la vida de las Naciones, de los Estados y de las Organizaciones internacionales ‘pasa’ a través de la familia» (Carta a las familias, n. 15).

 

Autor: P. Jaime Humberto Henao Franco

logo-adobe-pdf

Descargar Documento