La Delegación de Catequesis de Santiago, a través de la «Agenda Diocesana de Catequista 2018-19», realizaba este curso la propuesta de dedicar a cada uno de los meses del año una de las dimensiones, aspectos o acciones propias de la catequesis. El objetivo de esta iniciativa era enriquecer las catequesis parroquiales. Tantas veces, éstas se encuentran centradas, por muchos motivos (la falta de tiempo, las urgencias, …), tan sólo en el aspecto del aprendizaje de las oraciones o los contenidos de la fe.

El mes de noviembre estará dedicado a la comunidad: origen, lugar y fin de la catequesis. Varias han sido las circunstancias celebrativas y litúrgicas que han motivado tal denominación; todas ellas relacionadas con el aspecto comunitario de la fe:

  • la conmemoración de todos los santos y de los fieles difuntos (días 1 y 2);
  • la celebración del Día de la Iglesia Diocesana (domingo 11);
  • Jornada Mundial de los Pobres (domingo 18);
  • La solemnidad de Jesucristo Rey del Universo (domingo 25).

En este mes, la solemnidad de todos los santos y la conmemoración de los fieles difuntos eleva nuestra mirada a la única Iglesia universal, de la que todos formamos parte, y nos invita a unirnos a la comunidad celestial de los santos, y a pedir fraternalmente por nuestros queridos difuntos. Unido a la anterior, la tanda de ejercicios espirituales para jóvenes catequistas (del 1 al 4), han de convertirse para nosotros, catequistas, en momento festivos donde celebrar la alegría de la comunión: ¡empeñémonos intensamente por una vida de santidad en comunidad!

De mismo modo, la celebración del Día la Iglesia diocesana nos ayudará a vivir la importancia de la comunidad eclesial en la catequesis. Aprovechad para celebrar en ese u otro domingo del mes, el Día de la comunidad-parroquial, una jornada festiva en la que todos los miembros de la comunidad puedan sentir la parroquia como su hogar y familia. Hacedlo uniéndoos a todos los grupos parroquiales para compartir los carismas y las actividades. Otra forma puede ser a través de un gran Magosto Parroquial, visto que es la temporada de las castañas en nuestra tierra.

La II. Jornada mundial de los pobres, instituida por el papa Francisco tras el Jubileo de la Misericordia, pone de relieve, antes del final del Año Litúrgico con la celebración de la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, que en la familia de los hijos de Dios hay una gran parte de sus miembros que sufren la pobreza. Ante esta lacra, las comunidades cristianas están llamadas a luchar para erradicar este mal, empeñándose por ello y pidiendo a Dios que nos dé «el pan nuestro de cada día» y que «venga a nosotros tu Reino».

Para todas estas circunstancias celebrativas y litúrgicas mencionadas, la Delegación compostelana ha puesto a disposición de los párrocos y catequistas en la Agenda algunas actividades pastorales y catequéticas. En la publicación de la «Ficha-propuesta de reunión del mes de noviembre» también se incluirán algunas propuestas más, así como algunos materiales específicos para las mismas. En los próximos días se publicarán en este medio otros recursos y materiales útiles.

¡Bues mes de noviembre, queridos catequistas!

¡Seamos creadores de comunidad!

Delegación de Catequesis de Santiago de Compostela