Estamos ya próximos a celebrar el Jubileo de los Catequistas en Roma del 23 al 25 de septiembre del 2016.

Con él, además de dar la posibilidad a sus participantes de lucrarse de las gracias jubilares, se pretende evidenciar que la catequesis y la educación religiosa, que catequistas, profesores de religión y educadores realizan es, en sí misma, una obra de misericordia. De hecho, se trata de la primera de las obras de misericordia consideradas espirituales, “enseñar al que no sabe”, y que el Papa ha invitado a contemplar y poner en práctica, de manera especial, durante todo el Año de la Misericordia. De este modo, la catequesis se convierte en una obra de misericordia porque hace que, quienes no conocen a Dios, lo lleguen a conocer, y por otra parte ayuda a que quienes ya lo conocen, lo conozcan y amen aún más.

El programa se ha elaborado inspirándose en el lema del Pontificado del Papa Francisco “Miserando atque eligendo” (Lo miró con misericordia y lo eligió), el cual a su vez remite a una de las homilías de San Beda (Hom. 21; CCL 122 , 149-151) donde comenta la llamada de Jesús a San Mateo Apóstol.

Dentro de ese marco, el evento jubilar de los catequistas se prevé que comience en la tarde del viernes 23 de septiembre con una catequesis en torno a la vocación de san Mateo. Distribuidos por lenguas en diversas Iglesias del centro de Roma, cercanas a la Iglesia de san Luis de los Franceses, los peregrinos serán invitados a contemplar la misericordia divina a partir de uno de los más famosos cuadros del mundo que retrata la vocación de san Mateo, y que se encuentra en la Capilla Contarelli di dicha Iglesia. Este cuadro forma parte de un conjunto de pinturas sobre el evangelista San Mateo, que fueron realizadas por el maestro barroco Caravaggio entre 1599 y 1600.

Al día siguiente, en las diversas Iglesias jubilares, los peregrinos catequistas tendrán la oportunidad de prepararse a la peregrinación que les llevará a la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro. Está previsto que durante esa mañana se realicen momentos de adoración eucarística, de oración o lectio divina. Se ofrecerá en todo momento la posibilidad de celebrar el sacramento de la reconciliación. Durante la peregrinación hasta la Puerta Santa los peregrinos podrán contemplar algunos de los rostros de los santos y beatos catequistas más conocidos, en los cuales la misericordia de Dios se ha hecho presente a través de su acción catequística. Ya por la tarde, la jornada concluirá con el rezo de las Vísperas en la basílica Jubilar de san Juan de Letrán. A su inicio, se prevé que se compartan algunos testimonios en vivo de catequistas que, por sus circunstancias particulares, de manera especial han ejercitado la misericordia en su quehacer catequístico.

Finalmente, el domingo a las diez de la mañana, el Santo Padre el Papa Francisco acogerá a todos los peregrinos en la Plaza de San Pedro y presidirá la Eucaristía dominical, con la que se dará por concluido el Jubileo de los Catequistas.

Programa:

Viernes, 23 de septiembre
A partir de las 18:00 h.
Catequesis por grupos lingüísticos sobre “Miserando atque eligendo”: “Contemplar la Misericordia a partir de la obra de Caravaggio. La Vocación de San Mateo (Capilla Contarelli de la Iglesia de San Luis de los Franceses)”

Sábado, 24 de septiembre
A partir de las 9.00 h.
En las iglesias jubilares:
Adoración Eucarística
Sacramento de la reconciliación
Peregrinación a la Puerta Santa
18:00 h.
Vísperas y testimonios en la Basílica de San Juan de Letrán

Domingo, 25 de septiembre
10.00 h.
Santa Misa con el Santo Padre en la Plaza de San Pedro

fuente: http://www.iubilaeummisericordiae.va/content/gdm/es.html