El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió, el pasado sábado día 9, la Eucaristía con la que culminó la Asamblea de Catequistas. En una ceremonia que se desarrolló en la Iglesia del monasterio de las Madres Benedictinas, el arzobispo nos pidió -a los catequistas- que siguiéramos “dando a conocer la vida y la historia de Jesús no sólo con palabras sino con vuestro testimonio”.  El Arzobispo nos animó a continuar con nuestra tarea y nos dijo que “mientras catequizáis, os hacéis testimonios de Cristo, con una fe que motiva, con una esperanza que orienta y con una caridad que realiza el sentido de la vida. Este es el mensaje que lleváis en vuestras alforjas”.

Si quieres leer la homilía completa: