Este último domingo de Cuaresma mostramos a Jesús como Vida…¡Jesús es Vida!…que ha venido a dar Vida y Vida en abundancia. Me rescata de la fosa de la desesperación. Me arranca del llanto y del temor y me da su Paz. Me dice levántate y anda.