Se acerca el día 22 de diciembre y la Celebración de la entrega de la luz de la paz de Belén. Ya todo está preparado. Sólo faltas tú y no te lo puedes perder: vente, participa en la celebración y en la «maratón de la luz».

Te damos ahora algunas propuestas para que le saques el mayor partido en tu parroquia o casa, pero cuando ya tengas contigo la luz y te vuelvas.

¿Qué hacer al volver de la celebración de la entrega de la luz de la paz de Belén en Santiago?

Tráete la Luz de la Paz de Belén con tu vela o tu candil:

  1. a tu parroquia, para compartirla con tu comunidad de fe;
  2. a tu casa, para regalarla a tu familia y que alumbre en los hogares;
  3. o a alguien que la precise, porque se encuentre solo, sin esperanza ni ilusión, … y necesite de la luz y del calor de la fe.

Coge la Luz de la Paz de Belén en tu parroquia con tu vela o tu candil, no te quedes sin ella. Que no se te apague porque tienes una gran misión en las manos.

¿Cuál es tu misión?

La luz que has traído te ha comprometido con una misión: ser misionero de la luz. Esta tarea la puedes realizar de muchas maneras:

  1. Anímate y anima a hacer una Vigilia u Oración en tu parroquia, o una celebración festiva de acogida de la luz antes de la Eucaristía, de modo que toda la comunidad pueda recibirla; y otra celebración de envío de la luz, al concluir la misma, para llevarla a los hogares de las familias, a las casas de los enfermos a través de sus visitadores, a las personas que esperan la comunión en sus casas a través de los ministros de la comunidad, a los asilos de ancianos, … Para que todos puedan sentir la luz de Belén cerca.
  2. Con esta luz también se pueden encender la luz del Portal que hayas montado en la Iglesia, y la de los que tenemos en nuestras casas. Te ofreceremos también una celebración para que puedas encender también la luz de la lampara del Santísimo, con el compromiso de que no se apague en todo el año y se mantenga así encendida hasta las próximas navidades. Así nos recordaremos durante todo el año que la Palabra de Dios se hizo Carne en Belén hace 2000 años; lo mismo que en cada Eucaristía se hace cuerpo y sangre de Jesús.
  3. Igualmente, juntamente con la distribución de la luz a la salida de la misa, o por las calles del pueblo, o llevándola a los asilos, hospitales, … puedes realizar la actividad de sembradores de estrellas.
  4. En tu casa y con tu familia: pon la luz de la paz en la mesa durante estas fiestas de navidad (cena de Nochebuena, comida de Navidad, en fin de año y año nuevo, …), y haz alguna de las oraciones en familia que te proponemos.

Y, … si no pude participar en Santiago, ¿qué puedo hacer?

Si no has podido venir a Santiago y participar en la ceremonia de la distribución de la luz de la paz de Belén, puedes igualmente convertirte en misionero de la luz. Sólo hace falta que averigües quién ha recogido la luz cerca de ti o de tu parroquia y se la pidas. Después podrás llevarla a tu casa, a tu parroquia o a los lugares que sepas que necesitan de la Luz que es Cristo.

CELEBRACIONES Y ORACIONES 2018

Hemos preparado cantidad de materiales con oraciones y celebraciones para acoger la luz en familias, parroquias y otros lugares. Todos ellos están disponibles gratuitamente en esta página, para que los adaptes según tus posibilidades y distintas realidades.

1. Gran celebración de acogida de la luz en la parroquia

2. Oración familiar para Nochebuena

3. Otras celebraciones

4. Oración para el envío de los misioneros parroquiales de la luz

5. Oración para la distribución de la luz en las parroquias y comunidades

6. Oraciones para el encendido de la luz en parroquias y hogares

Encender las luces de los Belenes Archivo

 

Y, .. después, ¿qué hacer?

Te agradecemos si nos mandas tus fotos y vídeos sobre las celebraciones a <catequese@archicompostela.gal >, para que podamos iluminar la navidad de todos nuestros internautas.