Queridos sacerdotes, religiosos y religiosas, catequistas y todos los que trabajáis por y en torno a la catequesis:

Os escribo desde la Delegación de Catequesis del Arzobispado de Santiago y ante la nueva situación preventiva que ha puesto en marcha la Xunta de Galicia para contener el coronavirus (COVID-19).

A la espera de un comunicado oficial por parte del Arzobispado con indicaciones más precisas, y siguiendo las instrucciones de las autoridades sanitarias, recomendamos la suspensión en nuestra Archidiócesis de las actividades catequéticas en las parroquias o en los espacios religiosos destinados a esta actividad, desde el presente 12 de marzo de 2020 hasta nuevo aviso, sujeto a las medidas que vayan indicando las autoridades sanitarias y eclesiásticas.

Como creyentes y como ciudadanos tenemos que cumplir responsablemente con las indicaciones que las Autoridades nos ofrecen para la contención del coronavirus, y contribuir con todos los medios materiales y espirituales que estén a nuestro alcance para ayudar a paliar esta situación y a quienes la padecen de manera más directa. Es un deber cívico y una opción creyente.

Miguel López Varela
Delegado Diocesano de Catequesis