En esta semana, empiezan a reunirse los participantes de la EDAP para celebrar el retiro previsto para el Adviento. Después de las primeras sesiones de formación, es el momento de hacer un alto en el camino, descansar en la profundidad, recuperar energías y encontrarse con uno mismo, con los hermanos y con el Señor; preparándonos para el tiempo de la Navidad.

La Escuela de Pontedeume ha sido la primera, celebrando su retiro el pasado uno de diciembre. Le siguió Vilagarcía (10 de diciembre), y hoy toca el turno a Riveira (11 de diciembre).  Las siguientes serán Castrelo y Sanxenxo (14 de diciembre); y para la semana Coruña y Caldas (17 de diciembre) y Padrón (22 de diciembre).

El curso de la EDAP consta de dieciséis sesiones. Tendrá una asamblea inicial de curso (encuentros de inicio de pastoral por Vicarías) y una Asamblea Diocesana de final de curso (8 de junio de 2019), y doce sesiones formativas en cada una de las seis especialidades que se ofertan este año. De estas sesiones, las cuatro primeras son comunes a todas las sedes y especialidades (sobre los ministerios laicales en la Iglesia), y las ocho restantes corresponderán a cada uno de los itinerarios propuestos: pastoral familiar, pastoral de la salud, caritas, catequesis, liturgia y curso complementario.

El programa se completa con dos retiros, que forman parte substancial del itinerario formativo «Discípulos-misioneros», que están previstos que se realicen uno al inicio del Adviento y el otro en el tiempo de Cuaresma.