Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la belleza más hermosa de nuestro mundo. Todo aquello que Él toca se rejuvenece, se hace joven, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero hacer llegar a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo!”. De esta manera reza el primer artículo de la exhortación postsinodal ‘Christus vivit’, que el propio papa Francisco ha redactado en español y en forma de carta breve.

Así inicia el Papa Francisco la exhortación apostólica postsinodal dedicada a los jóvenes.

Un documento que esta lleno de palabras alentadoras, no solo para los jóvenes sino para todo cristiano. La frase final encierra el deseo del Papa Francisco pero también el deseo de toda la Iglesia:

Queridos jóvenes, seré feliz viéndolos correr más rápido que los lentos y temerosos. Corran « atraídos por ese Rostro tan amado, que adoramos en la Sagrada Eucaristía y reconocemos en la carne del hermano sufriente. El Espíritu Santo los empuje en esta carrera hacia adelante. La Iglesia necesita su entusiasmo, sus intuiciones, su fe. ¡Nos hacen falta! Y cuando lleguen donde nosotros todavía no hemos llegado, tengan paciencia para esperarnos. 

Descarga el documento completo aquí: