A lo largo del presente curso, los niños/as descubrirán que forman parte de una familia, la Iglesia, que está en continuo crecimiento. También sabrán que el crecimiento de la comunidad es responsabilidad suya. Es la Iglesia, con la fuerza del Espíritu, la depositaria de la fe en Dios Uno y Trino. Esa es la fe que la Iglesia les entrega en el símbolo apostólico.

Esta celebración busca que los niños/as valoren y agradezcan la riqueza del símbolo apostólico como síntesis de la fe cristiana que están llamados a transmitir.

Si te interesa, te puedes descargar la celebración  en PDF, la primera es dentro de la Eucaristía y la segunda fuera de la Eucaristía: