¡Queridos Catequistas y queridas familias!

Aquí estamos con la cuarta entrega de este material, que semana a semana ponemos a vuestra disposición.

Estamos a punto de terminar el Año litúrgico. Lo notamos por el tono del evangelio que invita a hacer balance, cuentas,… En efecto, en el evangelio de este XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, escuchamos la conocida parábola de los talentos. 

El “talento” era una unidad de peso que en la antigüedad sirvió como medida monetaria. Hoy es muy difícil decirlo con exactitud, pero un “talento” equivalía a un peso en oro o plata que oscilaba entre los 25 y los 35 kilos.

Denario

En la época del Nuevo Testamento, un “talento” era la unidad monetaria de mayor valor y equivalía a 6.000 denarios. Un jornalero judío ganaba en un día un solo denario (Mateo 20, 2). Por lo que, para ganar tan solo un talento, un jornalero tendría que trabajar 6.000 días, o mejor dicho, ¡casi 20 años! 

Teniendo en cuenta estos datos, ya ves que hasta el que recibió un solo talento en la parábola, en realidad ¡recibió una fortuna: entre 25 y 35 kg de oro o plata! ¡Un sueldazo gratuito de 20 años! 

Hoy cuando hablamos de talentos pensamos en dones y habilidades personales. Para los cristianos, todos los dones proceden de Dios. Estos son muy variados, y a veces pueden parecer pocos y de escaso valor. Pero ya ves que siempre son generosos, sin importar cuáles sean: sólo un talento, ¡es una fortuna! 


Encontraréis los materiales para descargar y realizar vuestro encuentro en casa y con los de casa.

Este material continua llegando semanalmente a través del correo electrónico a los párrocos y catequistas que estén suscritos a “Red de catequistas”.

También están disponibles, gratuitamente, en nuestra web (catequesisdegalicia.com), en nuestro espacio de recursos digitales https://recursos.catequesisdegalicia.com/, y en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter, Instagram.

Catequistas para su distribución a los padres, podéis seguir las indicaciones que os hemos ofrecido en nuestro protocolo para la catequesis en casa.

Si quieres recibir los materiales de este proyecto así como otros, inscríbete en nuestra Red de catequistas, y no dejes de compartirlos con tus amigos catequistas.

¡Atrévete a descubrir en esta semana los dones y talentos de tu familia y no dejes nunca de hacerlos fructificar compartiéndolo!. Ésa es la mejor forma.

Os invitamos a compartir vuestras experiencias con tantos otros catequistas, padres y madres que están haciendo este camino.